No naciste sino que fuiste creado
Y tu presencia es tan justa en el mundo como la primera estrella


(Amberes, 22 de octubre de 2014)

3 de octubre de 2014

"Lavaré en inocencia mis manos, Y así andaré alrededor de tu altar" Salmos 26,6





"Si el padre no encuentra su semejanza en el hijo, ¿dónde está el padre? Y si el hijo no se expone al abandono, ¿dónde está el padre que el abandonado reclama en el cielo? Si no abrazamos el abandono y la angustia, la pasión, la noche de agonía, no somos más que imágenes infieles, piedras de desecho mal talladas que ya no pueden entrar en el edificio y que no se pueden combinar con nada."

Las sombras errantes. Pascal Quignard
 1 de octubre de 2014

"Te amo, fortaleza mia, roca mía y castillo mío" Salmos, 18








29 de septiembre de 2014

vengo de cruzar el adriático




29 de septiembre de 2014

vengo de cruzar el adriático






21 de septiembre de 2014

"Suba mi oración delante de ti como el incienso,
el don de mis manos como la ofrenda de la tarde"
Salmos, 141, 2




Salmos 142:1-7

"Con mi voz clamaré a Jehová; Con mi voz pediré a Jehová misericordia. Delante de él expondré mi queja; Delante de él manifestaré mi angustia. Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí, tú conociste mi senda. En el camino en que andaba, me escondieron lazo. Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; No tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida. Clamé a ti, oh Jehová; Dije: Tú eres mi esperanza, Y mi porción en la tierra de los vivientes. Escucha mi clamor, porque estoy muy afligido. Líbrame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo. Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; Me rodearán los justos, Porque tú me serás propicio."

saca mi alma de la cárcel para que alabe tu nombre 
saca mi alma de la cárcel para que alabe tu nombre 
saca mi alma de la cárcel para que alabe tu nombre 





20 de septiembre de 2014

"porque cuando soy débil, entonces soy fuerte"
San Pablo, Segunda Carta a los Corintios 12: 9,10




20 de septiembre de 2014

"porque cuando soy débil, entonces soy fuerte"
San Pablo, Segunda Carta a los Corintios 12: 9,10